Las criptomonedas anónimas más populares

El bitcóin tiene una apuesta pseudoanónima, ya que las transacciones bajo su red no son absolutamente privadas. Por esta razón, han surgido otras opciones donde la privacidad es el pilar. En muchas de ellas, es imposible identificar al emisor y receptor de una transacción, ya que son imposibles de rastrear. Te presentamos una breve lista con las criptomonedas anónimas más importantes.

Las mejores criptomonedas anónimas

Dash y su función anónima «PrivateSend»

Al igual que BTC, la criptodivisa Dash busca transferir valor digital de un lugar a otro. Aunque en el fondo son ideas muy similares, las formas de llevarlas a cabo difieren significativamente. La red P2P de Dash incorpora a los masternodes junto con los mineros. Pero además, Dash incorpora 2 herramientas opcionales a la hora de hacer una transacción:

  • InstantSend: es una opción que habilita un procesamiento muy veloz de las transacciones. Las transacciones con bitcóin, Ethereum o Litecoin pueden demorar varios minutos, dependiendo de la congestión de red. En el caso de activar las operaciones instantáneas de Dash, los fondos se procesan en menos de 1 segundo.
  • PrivateSend: si transamos normalmente con DASH, no obtendremos ningún elemento anónimo en las operaciones. Sin embargo, existe otra casilla que nos permite esconder nuestra identidad: PrivateSend. Esta función otorga una privacidad completa al ocultar el origen de tus fondos. En su sitio web se explica muy claro: un monedero Dash está compuesto por distintas «entradas». PrivateSend usa un proceso muy innovador para combinar tus inputs con las de otras dos personas, sin que los fondos abandonen tu wallet. Así, es imposible determinar quién envió estos fondos.

Monero: privacidad en toda regla

Logo Monero

Si realmente te preocupa el tema de la anonimidad, Monero (XMR) es una de las monedas más robustas en este terreno. La criptomoneda pone la privacidad como el pilar de su proyecto. También es una divisa digital descentralizada, es decir, es dinero digital gestionado por una red de usuarios en todo el mundo. Y aunque usa un esquema blockchain y una lógica similar al bitcóin, las transacciones de Monero pueden considerarse como unas de las más privadas. Su XMR es una de las pioneras entre las criptomonedas anónimas.

Para aportar privacidad a su red utiliza firmas y transacciones confidenciales «en anillo». Además, usa direcciones de tipo sigilo o Stealth para ocultar el origen, el monto y el destinatario de una transacción. Así, todo el flujo de la operación es privado. De forma predeterminada, las direcciones de emisión y recepción de los fondos quedan ocultas. Tal como se explica en su web, las transacciones en la blockchain de XMR no se vinculan con ningún usuario o entidad.

NAVCoin: de las criptomonedas anónimas menos conocidas

NAVCoin es una de las criptomonedas con enfoque anónimo menos conocidas. Esto queda demostrado en su capitalización, que la sitúa en el puesto 214 del CoinMarketCap. Se trata también de una divisa digital para transacciones P2P y una blockchain que le da un sentido descentralizado. Utiliza la prueba de participación PoS en lugar de la PoW de bitcóin, así que no se puede minar. Al igual que con Dash, las transacciones anónimas son opcionales. Si usted decide activar la opción, se utiliza una blockchain secundaria: la «Subchain». Esto oculta al emisor y receptor de la transacción.

Pero NAVCoin va un poco más allá: a través del proyecto Polymorph (aún en desarrollo), NAV busca que también se pueda transar entre distintas cadenas de bloques de manera anónima. Así, se convierte en una opción muy interesante y demuestra las posibilidades en este nicho.

Zcash: más dinero digital privado

Logo Zcash

Aunque no es tan popular como Monero, ZCash ofrece casi las mismas características que esta última. ZCash es una criptodivisa descentralizada y de código abierto, que ofrece protección en términos de privacidad. Las transacciones están «blindadas», ya que el emisor, el receptor y el valor de la transacción permanecen ocultos. En la web de ZCash realizan una analogía interesante: bitcóin es como el http del dinero, mientras que ZCash agrega una capa de seguridad adicional, siendo el equivalente al https. Así, las criptomonedas anónimas ZEC se convierten en otro de los medios privados para transar en el mundo criptográfico.

Verge: el proyecto que renació en 2017

Verge logo white

Verge (XVG) es una criptomoneda que comienza a circular en el año 2014. Sin embargo, se mantuvo al margen durante muchos años, y muchos llegaron a pensar que el proyecto desaparecería. Pero a mediados del 2017, el equipo de marketing hizo un relanzamiento de marca, y el plan de trabajo de este proyecto fue actualizado para incluir nuevas mejoras. Así, Verge alcanzó números inverosímiles ese año: aumentó hasta en +3.000.000 %.

Es una moneda descentralizada y con un esquema anónimo opcional. «La privacidad es una opción», aseguran. Verge utiliza redes centralizadas anónimas como la TOR y la I2P, de manera que las direcciones IP se oculten, haciendo que las transacciones sean absolutamente imposibles de rastrear. Asimismo, han estrenado el nuevo protocolo Wraith, que permite que los usuarios del wallet nativo QT activen servicios con «direcciones de sigilo» o Stealth. El proyecto está diseñado con una visión de adopción masiva a largo plazo.

Las criptomonedas anónimas más populares
5 (3 vote[s])

Añade un comentario

La inversión es especulativa. Al invertir su capital está en riesgo. Este sitio no está destinado para su uso en jurisdicciones en las que las operaciones o inversiones descritas están prohibidas y solo deben ser utilizadas por dichas personas y en las formas legalmente permitidas. Es posible que su inversión no califique para la protección de los inversores en su país o estado de residencia, por lo que debe realizar su propia diligencia debida. Este sitio web es gratuito para su uso, pero es posible que recibamos una comisión de las compañías que presentamos en este sitio. Haga clic aquí para mas información.