Sharding o Fragmentación

Es una solución para mejorar la escalabilidad de la blockchain, esto es, su capacidad de procesamiento. Es una modalidad que fragmenta las grandes bases de datos en otras más pequeñas. De este modo, se pueden distribuir la carga de trabajo y mejorar la velocidad de las transacciones. En esencia, el sharding separa los nodos en secciones más pequeñas, pero los mantiene enlazados en la misma estructura.