Tipos de criptomonedas | ¿Cómo se clasifican?

Desde el lanzamiento del bitcóin en 2009, se han creado cientos de criptomonedas, cada una con un objetivo distinto y características únicas. Aunque todo comienza con una divisa que se utilizaría como «dinero digital» hoy existen proyectos que abordan distintas ramas tecnológicas y financieras. Te explicamos cuáles son los tipos de criptomonedas más comunes y cómo funcionan.

Tipos de criptomonedas portada

 

Tipos de criptomonedas

El bitcóin es la moneda digital líder, y está enfocada como el «dinero digital» del futuro. Los defensores del bitcóin consideran que es una herramienta útil para transar, con características criptográficas que hacen que su red sea muy segura y confiable. Además, las comisiones disminuyen considerablemente con respecto a otros sistemas bancarios. Finalmente, los beneficios por mantener la red son obtenidos por los «mineros» y, considerando que cualquiera puede participar, esto cambia las reglas del juego, descentralizando la red y eliminando cualquier tipo de autoridad central.

Después del bitcóin, comenzaron a aparecer otras monedas similares que también tenían el mismo objetivo. Más adelante, algunos desarrolladores se dieron cuenta del enorme potencial que suponía la tecnología blockchain, los tokens digitales y —un tiempo después— la financiación de proyectos a través de ofertas ICO. Así, comenzó el desarrollo de nuevos proyectos respaldados por criptomonedas en distintos sectores de la economía: tecnología, cadena de suministros, industria musical, telecomunicaciones, etc.

Las categorías más relevantes

Hablaremos de las 5 categorías más importantes en las que podríamos agrupar a algunas de las criptomonedas en el mercado.

1. Dinero digital

Dinero digital - tipos de criptomonedas

Comenzamos las categorías con el grupo más importante: las criptomonedas que apuntan realmente a ser divisas digitales. El bitcóin fue la primera de ellas y dio pie al resto del mercado. Estas criptomonedas están basadas en tres conceptos básicos:

  • Absolutamente digitales: son divisas virtuales, no físicas. Sus poseedores están identificados en la red a través de un par de claves, típicas de la criptografía asimétrica. La clave pública es análoga a un número de cuenta único para cada usuario y la clave privada permite firmar transacciones e identificar —a través del registro impermutable de la blockchain— a un usuario.
  • Descentralización y minería: son la columna vertebral para el funcionamiento de las monedas digitales. La minería permite mantener la red, confirmar transacciones y emitir criptomonedas de forma controlada. La modalidad en que se ejecuta la actividad (cualquiera puede participar) le convierte en entes descentralizados.
  • Blockchain: es una especie de libro mayor donde se registran todas las transacciones realizadas en la red de una criptomoneda. Se construye de forma descentralizada a través de los nodos mineros.

Su objetivo es ser utilizadas como divisas digitales para el intercambio común de fondos y la adquisición de otros bienes y servicios. En esta categoría encontramos a monedas como Bitcoin, Doge, Litecoin, Bitcoin cash, OmiseGo, Ripple, Vertcoin y Tether. ¿Te interesa saber cómo comprar bitcóin? Visita nuestra guía: «Cómo comprar bitcoins en 2018».

2. Contratos inteligentes

Contratos inteligentes png

Los contratos inteligentes abren un abanico innumerable de posibilidades en el campo informático. Al combinarse con la tecnología blockchain y de criptomonedas, permiten desarrollar soluciones algorítmicas completas para programar cualquier aplicación imaginable. Combinados con la cadena de bloques, estos contratos permiten un flujo impecable y público de las instrucciones programadas. Un ejemplo claro es Ethereum: una plataforma de contratos inteligentes que permite crear cualquier aplicación distribuida. Su sistema es tan versátil, que se considera que cumple con todas las condiciones de un lenguaje de programación, es decir, es Turing completo. Visita «Cómo comprar Ethereum» para más información.

Las aplicaciones construidas están a la vista: el estándar ERC20 de Ethereum ha dado lugar al desarrollo de otras criptomonedas con proyecto sumamente interesantes. Suelen presentarse a través de ofertas ICO, para la financiación colectiva de los proyectos. La distribución de los tokens en estas ofertas también se programa a través de estos contratos, lo que demuestra las enormes posibilidades de este esquema y la consolidación de su capital. Pero Ethereum no es la única criptomoneda que se ha enfocado en el uso de contratos inteligentes, en esta categoría también encontramos a NEO, Qtum, Rise, Cardano, TaaS y Mireneum.

3. Privacidad

Tipos de criptomonedas privacidad

Llegamos a una de las categorías más polémicas. La privacidad se ha convertido en el punto de mira para varios proyectos que ven potencial en este rubro. Cada proyecto tiene ciertas características, pero todos se enfocan en el uso de sus tokens para realizar transacciones anónimas y no rastreables. Aunque suena interesante, muchos gobiernos han considerado que esto puede llevar a prácticas peligrosas y fraudulentas, por lo que han prohibido su comercialización.

Además de prestarse para actividades delictivas, también son propicias para la evasión de impuestos y actividades similares. Sin embargo, la popularidad de estas monedas es notable: 4 de ellas ocupan el Top 30 de criptomonedas por capitalización de mercado. Algunos defienden el uso de estas criptomonedas alegando que cualquier divisa se presta para actividades fraudulentas. El tema genera muchísima controversia y es bastante sensible, pero estas criptomonedas se siguen revalorizando y seguirán dando de qué hablar. Algunas criptomonedas populares que encontramos en esta categoría: Dash, ZCash, Monero, PivX, Verge, Bytecoin, NAV Coin y CloakCoin.

4. Internet de las cosas o IoT (Internet of Things)

Internet de las cosas criptos

Si eres de los más futuristas, probablemente encontrarás que esta categoría es fascinante. El Internet de las cosas es un concepto que establece una visión a futuro, donde los objetos cotidianos están conectados al Internet, formando una gran red de soluciones que rodean el entorno cotidiano. Ya lo experimentamos: cada vez son más las cosas que se conectan al Internet. ¿Y qué pasa cuando vinculamos este novedoso concepto con la tecnología blockchain y las criptodivisas? Aparecen proyectos muy interesantes como IOTA o Neblio.

Las criptomonedas basadas en el IoT podrían ser una mirilla para vaticinar cómo funcionará la vida en las próximas décadas. Un ejemplo claro, aunque sumamente complejo, es IOTA. Esta criptomoneda pretende ser una base para los dispositivos interconectados en la red del IoT. Afirma que es lo suficientemente escalable para la transferencia de dinero y datos entre todos estos dispositivos. La apuesta es arriesgada y es un desarrollo sumamente complejo. Stratis, Neblio y Aeternety son otras divisas digitales que pueden entrar en esta categoría.

5. Contenidos digitales

Contenidos digitales cripto

Desde la revolución del Internet, la forma en que manejamos los contenidos digitales cambia constantemente. Y la tecnología blockchain aunada al uso de tokens digitales no ha sido la excepción para incorporar nuevas soluciones en el área. La mayoría de estos proyectos suele beneficiar a los creados de contenido, aprovechando la naturaleza descentralizada de las criptomonedas y eliminando la figura de las autoridades centrales.

Tron, por ejemplo, busca crear un ecosistema descentralizado para el intercambio de contenidos en la industria del entretenimiento. Otro proyecto interesante es LBRY Credits, una versión descentralizada de YouTube. Otras criptomonedas que han ganado popularidad en esta categoría incluyen a Authorship, Visio, DECENT, Waves y CreativeCoin.

6. Otras categorías

Hemos hablado de algunos tipos de criptomonedas que destacan, pero las posibilidades son innumerables. Se han desarrollado proyectos de todo tipo y existen otros miles en etapa de planificación y financiación vía ICO. A continuación, mencionamos otras categorías que han supuesto un flujo de dinero importante en el mercado de criptomonedas:

  • Finanzas (Melon, Pluton, AirToken, Bitquence, Monaco, Stellar Lumens, TenX PAY).
  • Industria musical (MusicCoin, ConcertVR, Opus, Voise, Linx).
  • Redes sociales (Friendz, Project Decorum, Steem).
  • Crowdfunding (Counterparty, Omni, Unify, Bancor, Nxt).
  • Aplicaciones (Status, EOS, Humaniq, Lisk).

¿Dónde compro mis primeras criptomonedas?

Si usted no es un experto en el campo del trading, le recomendamos usar la plataforma de eToro. Aquí, podrá invertir de forma simple utilizando contratos CFD. Esta modalidad permite invertir sin adquirir las criptomonedas propiamente, pero tiene la ventaja que usted puede invertir al alza, o a la baja, si usted apuesta a un mercado bajista. eToro es un bróker regulado desde donde puede invertir sin preocuparse por la seguridad de sus fondos. Además, provee herramientas avanzadas para operar y opciones útiles para principiantes, como el copy trading, que permite copiar las operaciones de otros inversores más exitosos.

 

Tipos de criptomonedas | ¿Cómo se clasifican?
5 (1 voto)

Deja una respuesta

avatar
  Subscribe  
Notify of

Advertencia sobre riesgos: invertir en monedas digitales, títulos, acciones y otros valores, materias primas, divisas y otros productos de inversión derivados (por ejemplo, en contratos por diferencias o “CFD”) es una actividad especulativa y conlleva un elevado nivel de riesgo. Cada inversión es única y conlleva riesgos únicos.

Los CFD y otros derivados son instrumentos complejos y conllevan un elevado riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Usted debería plantearse si comprende cómo funciona una inversión y si puede permitirse asumir el elevado riesgo de perder su dinero.

Las criptomonedas pueden experimentar grandes fluctuaciones en sus precios, y por consiguiente no son apropiadas para todos los inversores. Operar sobre criptomonedas no es una actividad que esté supervisada por ningún marco reglamentario de la UE. Las rentabilidades pasadas no garantizan resultados futuros. Salvo que se indique lo contrario, cualquier historial de trading que se muestre tendrá menos de 5 años y podría no ser suficiente como base para tomar decisiones de inversión. Su capital está en riesgo.

Cuando opera sobre acciones su capital está en riesgo.

La rentabilidad pasada no es una indicación de resultados futuros. Salvo que se indique lo contrario, el historial de trading que se muestre tendrá menos de 5 años y podría no ser suficiente como base para tomar decisiones de inversión. Los precios pueden tanto subir como bajar, pueden fluctuar ampliamente, usted podría estar expuesto a fluctuaciones en la tasa de cambio de las divisas y podría perder la totalidad de la cantidad que invierta o más. Invertir no es adecuado para todo el mundo; asegúrese de que ha comprendido en su totalidad los riesgos y los aspectos legales involucrados. Si no está seguro(a), busque asesoramiento financiero, legal, fiscal y/o contable independiente. Este sitio web no proporciona asesoramiento en inversiones, financiero, legal, fiscal ni contable. Algunos enlaces son enlaces de afiliados. Para más información, lea en su totalidad nuestra advertencia sobre riesgos y exención de responsabilidad.