Monedas virtuales – ¿qué son y cómo obtenerlas?

La tecnología avanza de forma acelerada, y las formas de comunicarnos, desplazarnos y hacer tareas cotidianas cambian en consecuencia. Uno de los sistemas que no ha cambiado demasiado, a pesar de la tecnología, es el monetario. Debido a la gran cantidad de dinero que maneja la banca, sigue habiendo sistemas arcaicos que no parecen adaptarse al mundo actual. En 2008, Satoshi Nakamoto, creador anónimo del bitcóin, comienza cocinar una idea sólida sobre una moneda virtual que comenzaría a revolucionar el mundo de las finanzas. El bitcóin, la criptomoneda pionera, dio lugar a un mercado de múltiples soluciones que hoy incluye más de 1500 monedas virtuales. ¡Aquí te explicamos qué son y cómo funcionan!

¿Qué son las monedas virtuales?

Monedas Virtuales
Monedas Virtuales

Las monedas virtuales (tb. divisas o monedas digitales/electrónicas) son un medio de intercambio que no se imprime, sino que simplemente existe en el mundo informático. Se crearon con la intención de aprovechar la gran infraestructura del Internet para abaratar transacciones y aportar nuevas soluciones tecnológicas. Tal como ocurre con el dinero tradicional, las monedas virtuales sirven para adquirir bienes, productos y servicios. Pero también proveen soluciones a problemas tecnológicos, por ejemplo, el desarrollo de aplicaciones seguras. El nicho de mayor penetración, es el de las transacciones persona a persona. Considerando el tiempo que tienen en circulación, han tenido una adopción notable.

Criptomonedas

Las criptomonedas son el tipo de moneda virtual más popular. La incorporación de elementos criptográficos en su red, les da el nombre de criptomonedas. Cada criptomoneda tiene un proyecto distinto que la respalda. Aunque algunas fueron concebidas para su uso como «dinero digital» (p. ej., bitcóin y Litecoin) y otras incorporan ideas más avanzadas como el desarrollo de aplicaciones a través de contratos inteligentes (p. ej., NEO y Ethereum). Lo cierto es que, en poco menos de 10 años, es un mercado que incluye más de 1500 monedas virtuales con distintos conceptos, estructuras y objetivos.

Descentralización

La inmensa mayoría de las criptomonedas abre la puerta al concepto de la descentralización. Estas monedas virtuales desafían el modelo económico actual, eliminando las autoridades centrales que controlan y obtienen cuantiosos beneficios. Aquí, la administración y control de las transacciones y de la red, viene dada por los llamados «mineros». Pero antes de comprender cómo funciona la minería, hay que explorar un poco más sobre la «cadena de bloques», que constituye junto a la minería, la columna vertebral de las monedas virtuales.

Conceptos básicos

Cadena de bloques

Ya lo hemos comentado: el bitcóin es la criptomoneda pionera. Y es precisamente esta moneda virtual la que introduce el concepto de la blockchain. Considerada como una de las grandes invenciones de la última década, la blockchain —o cadena de bloques— es una extensa lista de registros donde se almacenan las transacciones de una criptomoneda. Se puede comparar con un libro mayor de contabilidad, ya que aquí se registra todo lo que se transa en la red de una criptomoneda. Por sus características criptográficas de seguridad, estos registros son inalterable.

Cada grupo de registros es conocido como «bloque». Y es aquí donde entra la criptografía: todos estos boques están vinculados a través de diversos métodos de criptografía, formando en conjunto, la cadena de bloques. Lo interesante, es que este registro no lo administra una gran corporación ni una autoridad central. La blockchain es administrada de forma descentralizada, por el conjunto de usuarios que quieran aportar capacidad computacional a cambio de un beneficio financiero.

Minería

Negociar con bitcoins minando

La minería va de la mano con la tecnología blockchain para convertir a las criptomonedas en un ente descentralizado. Un nodo minero es el que se encarga de realizar las tareas básicas para el funcionamiento de la red, incluyendo la confirmación de todas las transacciones que pasan a través de ella. Además, los nodos mineros se encargan de añadir los nuevos bloques de información en la blockchain.

Para añadir estos bloques, compiten para sser los primeros en resolver un problema criptográfico. El primer nodo que logre resolver esta prueba de trabajo, recibe una recompensa en la criptomoneda minada. Este valor es fijo y solo se puede entregar una recompensa específica cada cierto tiempo, así, se emiten las criptomonedas de forma controlada.

Lista de monedas virtuales imporantes en 2018

Para el momento de redacción, la lista de monedas virtuales asciende a 1519 (cifra actualizado el 26 de febrero de 2018). Cada criptomoneda tiene un concepto y objetivos distintos, pero la mayoría comparte una estructura descentralizada y basada en la blockchain. Aunque es imposible enumerarlas todas, puede ver una lista de las monedas virtuales más populares a continuación:

  • Bitcóin: la criptomoneda líder y más popular. Nace en 2009 como una moneda descentralizada para transacciones P2P.
  • Ethereum: un proyecto inteligente, capaz de crear miles de aplicaciones a través de contratos inteligentes.
  • Ripple: red de pagos eficientes, rápidos y capaz de operar con la banca.
  • Bitcoin Cash: moneda derivada del bitcóin, que incorpora algunas mejoras.
  • Litecoin: es una versión más rápida y ligera que el bitcóin.
  • Cardano: otra plataforma de contratos inteligentes con grandes investigaciones que la respaldan.
  • NEO: desarrollo de un concepto de economía inteligente. También basada en los contratos inteligentes.
  • Stellar: dinero digital con transacciones bajas. Enfocada en las transferencias internacionales.
  • EOS: sistema operativo diseñado para soportar aplicaciones comerciales descentralizadas.
  • IOTA: monetización del Internet de las cosas (IoT – Internet of Things).
  • Dash: moneda virtual descentralizada, enfocada en transacciones anónimas y veloces.
  • Monero: otra criptomoneda descentralizada que pone énfasis en el anonimato.
  • Ethereum Classic: una criptomoneda proveniente del Ethereum, que agrega algunas diferencias.
  • NEM: sistema de activos inteligentes para la creación de aplicaciones útiles en el mundo real.
  • VeChain: ecosistema de negocios distribuido y descentralizado basado en la tecnología de blockchain.
  • TRON: descentralización y monetización del contenido digital de entretenimiento.
  • Tether: criptomoneda derivada, con un valor equivalente al dólar estadounidense.
  • Lisk: herramientas para el desarrollo de tu propia cadena de bloques.
  • Bitcoin Gold: otra de las monedas bifurcadas del bitcóin. Incluye diferencias en la minería.
  • Qtum: combina las tecnologías de bitcóin y Ethereum para el desarrollo de aplicaciones descentralizadas.

Cotización de monedas virtuales

Cada criptomoneda tiene un valor distinto, y sus precios se caracterizan por ser muy volátiles. ¿Quién lo determina? Al no existir una autoridad central que regule su funcionamiento, el precio lo determina el mercado. En una simpe ley de oferta y demanda, los usuarios pujan u ofertan para comprar o vender una criptomoneda. A medida que crece la demanda, crece el precio. Esto debido a que el suministro de cada criptomoneda es limitado.

Uno de los sitios más confiables para comprobar el precio de una moneda es CoinMarketCap. Allí, puede ver un listado de todas las criptomonedas ordenadas por capitalización de mercado —además de otras estadísticas—. El precio de cada criptomoneda varía ligeramente, dependiendo de la plataforma donde se ofrezca. Las plataformas de intercambio de criptomonedas se denominan exchangesPuede ver una lista de las más populares aquí. CoinMarketCap calcula la cotización de las monedas virtuales tomando el promedio del volumen ponderado de todos los precios reportados en cada exchange.

A continuación, una lista actualizada de los precios de las 5 monedas virtuales más conocidas (valor en dólares estadounidenses):

 

Capitalización de mercado de monedas virtuales

La capitalización de mercado es básicamente el capital acumulado por cada criptomoneda. Se calcula multiplicando la cotización de la moneda virtual por el número de criptomonedas en circulación. Por ejemplo, existen 16 887 337 bitcoines circulando a un precio aproximado de 9800 $. Esto resulta en una capitalización de mercado de 165 mil millones de dólares. Este es un valor que cambia muy rápidamente y este ejemplo solo puede ser usado como referencia.

Cómo se crean las nuevas monedas virtuales

Cualquier persona —o empresa— puede crear su propia moneda virtual, y cada vez es más simple. Algunas criptomonedas proveen herramientas para la creación de otras criptomonedas. Por ejemplo, Ethereum aporta una red sólida y fácilmente configurable a través de contratos inteligentes, además, su precio se ha retraído considerablemente, otorgando buenos puntos de entrada a aquellos que no aprovecharon el rally alcista de 2017. Así, se han originado proyectos como Basic Attention Token, Storj o Monaco.

Oferta inicial de moneda

Las ofertas iniciales de moneda (ICO – initial coin offering) son una nueva forma de financiar nuevos proyectos de criptomonedas. Aquí, se hace una «preventa» de los tokens que próximamente se convertirán en criptomonedas. Los emprendedores de estos proyectos se benefician obteniendo un financiamiento colectivo que, en algunos casos, asciende a cientos de millones de dólares. Los inversores se benefician con el hecho de que, si el proyecto tiene éxito, verán retornos de inversión sumamente significativos. Proyectos como NXT o IOTA, han experimentado retornos de inversiones (más de un millón por ciento y más de 400 mil por ciento, respectivamente).

Tipos de monedas virtuales

Las autoridades competentes han dado una definición clara de las monedas virtuales. El Banco Central Europeo las define como:

«Una representación digital de valor no emitida por un banco central ni por una autoridad pública, ni necesariamente asociada a una moneda fiduciaria, pero aceptada por personas físicas o jurídicas como medio de pago y que puede transferirse, almacenarse o negociarse por medios electrónicos».

Las criptomonedas son el tipo de moneda virtual más común. Estas, incorporan características criptográficas para el mantenimiento y la seguridad de su red, específicamente en la blockchain.

¿Cómo invertir en monedas virtuales?

Existen varias metodologías para invertir en las monedas virtuales. Puede obtenerlas directamente en una plataforma de intercambio o exchange, o también invertir con contratos por diferencia (CFD). Los CFD son acuerdos con un bróker: una plataforma regulada y especializada en instrumentos de inversión. Aquí, usted no obtiene la moneda virtual como tal, sino que invierte en la posibilidad de que su precio aumente —o disminuya—.

Lo cierto es que, la inversión en monedas virtuales ha supuesto un boom en el terreno financiero. Algunas de ellas, han alcanzado beneficios anuales que superan fácilmente el 1000%. Tal es el caso del bitcóin, que aumentó 1200 % en 2017. Pero hay otras monedas virtuales que han alcanzado cifras incluso más extraordinarias. El Ripple, logró subir más de un 30 000 % ese mismo año. Lo importante es elegir proyectos sólidos y con buenas miras a futuro. Para más información, visita nuestra guía «Cómo comprar monedas virtuales».

 

¡Las monedas virtuales han llegado para quedarse!

No hay duda de que las monedas virtuales han llegado para revolucionar el mundo financiero. Las criptomonedas, han presentado soluciones realmente innovadoras en todo ámbito. Su capitalización creciente y el interés que han despertado, demuestran que han llegado para quedarse. Nombres como bitcóin o Ethereum son cada vez más comunes de escuchar y es muy probable que, en un futuro próximo, tengan una adopción masiva.

¡Cuéntanos cuál es tu moneda virtual favorita en la sección de comentarios!

Monedas virtuales – ¿qué son y cómo obtenerlas?
4 (1 voto)

Deja una respuesta

avatar
  Subscribe  
Notify of
¿Miedo de perdérselo?
Para mantenerse al día con las noticias, ofertas y sugerencias, confirme que desea recibir nuestras actualizaciones ingresando su dirección de correo electrónico y haciendo clic para suscribirse. ¿Cómo usamos su información?

SUSCRÍBASE 
close-link