Argentina toma medidas enérgicas contra el comercio de criptomonedas

La UIF ha atribuido las mejoras en su escrutinio al aumento de las tasas de criminalidad y las preocupaciones sobre el lavado de dinero. Sin embargo, muchos creen que la represión se implementó para evitar que la moneda fiduciaria se convierta en BTC.

El banco central de Argentina
Como resultado de la medida, los bancos, las ONG, los corredores de bolsa y varias otras entidades también han sido sometidos a un escrutinio mejorado.

La Unidad de Información Financiera (UIF) de Argentina ha anunciado que están trabajando en la implementación de controles más estrictos sobre el comercio criptográfico dentro del país. Afirma que estas son medidas necesarias debido a un supuesto aumento en el crimen y el lavado de dinero desde que la criptomoneda despegó en la nación sudamericana. Sin embargo, muchos creen que los motivos reales del gobierno para apuntar a las criptomonedas están enraizados en el colapso de su moneda fiduciaria nacional, el Peso argentino (ARS).

La información fue cubierta por El Cronista, un periódico argentino.

En una declaración hecha por el presidente de la UIF, Carlos Alberto Cruz, se reveló que pensaban que el aumento de las operaciones realizadas a través de activos virtuales era una preocupación porque “podría ser realizado por personas que tienen la intención de eludir los estándares internacionales y evitar las medidas contra el lavado de dinero.”

La UIF está trabajando para recopilar más información sobre las personas y entidades que participan en el comercio de activos criptográficos. Ha emitido una orden a varias instituciones, desde exchanges y fondos mutuales a bancos y compañías de tarjetas de crédito, para que informen cualquier actividad sospechosa.

La UIF someterá a otras compañías, como ONG, corredores de bolsa, empresas de correo y navieras, e incluso galerías de arte y ligas deportivas, a un control mejorado.

El ARS ha estado luchando por mantenerse a flote desde 2019. Sufrió una inflación de más del 50%, una estadística significativa incluso antes de que la economía global experimentara el impacto del coronavirus.

Recientemente, el gobierno incumplió su deuda nacional, lo que aumentará la probabilidad de hiperinflación.

En medio de toda esta inestabilidad, muchos argentinos han respondido invirtiendo en bitcóin para asegurar y salvaguardar sus fondos. De hecho, Argentina recibió el 2020 con un notable aumento en el comercio de bitcóin en intercambios P2P. El gobierno ha expresado su preocupación de que el flujo de fondos fuera del ARS hacia la criptografía acelere el colapso de la moneda nacional.

El fundador del Centro de Bitcoin de Buenos Aires, Franco Amati, se hizo eco de estos sentimientos en un tweet que publicó el 22 de mayo.

Escribió: “El gobierno argentino quiere detener el ‘dólar bitcóin’ (comprar BTC con ARS dentro de Argentina y convertir BTC a USD en el extranjero). Veamos cómo funciona eso.”

Adjunto a su tweet hay un enlace al periódico El Cronista.

En noticias relacionadas, otros países que han luchado con la hiperinflación, como Irán y Zimbabwe, también han tomado medidas similares para prohibir la criptomoneda dentro de sus fronteras, en un intento por salvaguardar sus monedas fiduciarias nacionales.

FOREX.com
LonghornFX
CEX.IO