Bitcóin es la criptomoneda preferida para transacciones criminales, no Monero

La conveniencia, disponibilidad y liquidez del bitcóin a menudo superan las medidas de privacidad mejoradas que ofrecen otras monedas

Bitcoines
A pesar de la variedad de monedas digitales para elegir, CipherTrace explora por qué los delincuentes parecen favorecer más al bitcóin

Una crítica común de la industria de la criptomoneda en su conjunto es que, en las manos equivocadas, tiene el potencial de facilitar la actividad criminal a gran escala. CipherTrace, una firma de análisis de blockchain, completó recientemente un estudio de cinco meses sobre campañas de extorsión sexual para obtener información sobre por qué bitcóin parece ser la criptomoneda más utilizada en redes criminales y actividades delictivas.

Si bien el bitcóin no es la criptomoneda perfecta por el momento, parece lograr el mejor equilibrio de características que crean un entorno propicio para la actividad maliciosa.

En el caso de las estafas de extorsión sexual, las víctimas se ven obligadas a pagar una suma sustancial en BTC para evitar que sus contenidos “sensibles” (de caracter sexual) se filtren al público. Las direcciones de Bitcoin se pueden descifrar para cada transacción y posteriormente rastrearlas, por lo que inicialmente puede no pareciera la criptomoneda ideal para este tipo de actividades. En comparación, las monedas de privacidad como Zcash y Monero parecen ser opciones más seguras para los delincuentes que intentan evitar la detección.

Sin embargo, la tecnología blockchain de Bitcoin también se beneficia de una infraestructura financiera sostenible y su imagen más allá del mundo de las criptomonedas. Para facilitar sus transacciones, se ha descubierto que los estafadores detrás de las extorsiones sexuales “confían en la moneda más fácil y conocida”.

Esta idea vino del CEO de CipherTrace, Dave Jevans.

Dado que estas estafas no están dirigidas ni son generalizadas, los delincuentes deben responder a la creciente necesidad de una moneda universal sobre una moneda privada. Sin embargo, esto no significa que la moneda privada no pueda ser parte de la transacción para evitar los intentos de rastreo.

“Hay cientos de ‘exchanges’ donde puedes comprar bitcóin y miles de cajeros automáticos de BTC en todo el mundo. Los delincuentes siempre pueden tomar los pagos hechos en bitcóin, luego cambiarlos por una moneda de privacidad, moverlos un poco y luego volver a convertirlos en BTC para retirarlos”. Explicó Jevans.

La infraestructura financiera de Bitcoin también hace que la liquidez en el mercado sea mucho más simple. El Jefe de Investigación de Chainalysis, Kim Grauer, señaló que el bitcóin es, con mucha diferencia, la “moneda más líquida”.

Tales estafas requieren que los perpetradores logren un equilibrio entre la privacidad del pago y la conveniencia. Monero y Bitcoin ocupan extremos opuestos del espectro en esto; pero si bien hay una opción entre los dos, Grauer explica que la “privacidad mejorada” de Monero pierde con el mejor equilibrio de características de Bitcoin.

“Los delicuentes a menudo tienen que elegir entre usar una criptomoneda como Monero para proteger su privacidad y bitcóin para su conveniencia, disponibilidad y liquidez. Bitcóin en general gana, especialmente a medida que los ‘exchanges’ eliminan cada vez más las monedas de privacidad para cumplir con las regulaciones”. Dijo Grauer.

FOREX.com
LonghornFX
CEX.IO