Blocko se asocia con el IRTI para desarrollar un sistema de crédito islámico basado en blockchain

El Instituto Islámico de Investigación y Capacitación (IRTI) se asoció con la empresa emergente respaldada por Samsung para crear un sistema de soluciones de crédito.

Media luna islámica
Las instituciones financieras islámicas no pueden cobrar intereses cuando ofrecen financiamiento de crédito, lo que dificulta alentar a los deudores a pagar a tiempo

El Instituto Islámico de Investigación y Capacitación (IRTI) se asoció con Blocko, una empresa emergente respaldada por el gigante tecnológico Samsung a través del consorcio E24P.

Fundada por Won-Beom Kim en 2014, Blocko es un proveedor de plataforma de blockchain empresarial que ofrece a las organizaciones multinacionales la capacidad de desarrollar, implementar y mantener servicios digitales en una red distribuida segura. Ofrece un sistema operativo blockchain y una plataforma de desarrollo con API.

El IRTI es miembro del Grupo del Banco Islámico de Desarrollo (IsDB) y está comprometido con la creación de conocimiento e información de Economía y Finanzas Islámicas. El instituto ha estado trabajando durante más de cuatro décadas.

El Director General interino del IRTI, Dr. Sami Al-Suwailem explicó que, si bien el mercado financiero islámico está creciendo, ciertos desafíos le han impedido alcanzar su máximo potencial.

“El mercado financiero islámico está creciendo rápidamente, con proyecciones de un aumento de alrededor de 2 billones a un impresionante 3,78 billones de dólares para 2022. Sin embargo, ciertos desafíos técnicos y económicos han impedido que la industria realmente florezca”, dijo Al-Suwailem.

“Nuestra nueva asociación con E24P tiene como objetivo abordar esta necesidad proporcionando la infraestructura necesaria para que la industria financiera islámica brinde servicios esenciales tanto al mundo desarrollado como al mundo en vías de desarrollo”.

La empresa emergente ha logrado recaudar más de 22,4 millones de dólares a lo largo de su existencia de inversores de alto perfil, como Daesung Private Equity, KEB Hana Bank, Shinhan Bank, SparkLabs y Samsung. Si bien la empresa tiene su sede en Corea del Sur, Blocko también ha establecido una presencia en Oriente Medio y Europa.

Existe la necesidad de crear soluciones de crédito innovadoras para las finanzas islámicas porque la ley Shari’ah impide que los bancos cobren intereses sobre préstamos a sus prestatarios. Los bancos islámicos generalmente ofrecen financiamiento a individuos y empresas a través de transacciones económicas reales, como empresas conjuntas, acuerdos de arrendamiento y otros modelos relacionados.

Dado que las instituciones financieras islámicas tienen prohibido cobrar intereses cuando ofrecen financiamiento de crédito, deben desarrollar un mecanismo que aliente a los deudores a pagar a tiempo. Una práctica común entre estas instituciones es cobrar a los deudores comisiones por atraso, que luego se donan a organizaciones benéficas.

Sin embargo, debido a que los bancos islámicos no pueden obtener ningún beneficio de estos cargos por pagos atrasados, tampoco tienen el incentivo para cobrar dichas comisiones por atraso y distribuirlas a organizaciones benéficas de manera oportuna.

El nuevo sistema que se está desarrollando tiene como objetivo resolver estos problemas a través de un nuevo mecanismo de incentivos que fomenta el reembolso anticipado y aporte las comisiones a un grupo de seguros para cubrir incumplimientos involuntarios de crédito.

Además de Blocko, Kim cofundó la Plataforma blockchain de AERGO con Phil Zamani en 2018. AERGO funciona permitiendo a las empresas transferir datos sin tener que depender de un intermediario, al tiempo que ofrece los beneficios de integrarse en los sistemas existentes y tener una administración flexible.

FOREX.com
LonghornFX
CEX.IO