La nueva versión de Brave habilita las recompensas por ver anuncios en varios países de Latinoamérica

Las «Brave Rewards» o recompensas del navegador Brave llegan finalmente a países de Latinoamérica. Tras un despliegue inicial en Europa y Norteamérica, la nueva versión de Brave —lanzada a finales de la semana pasada— habilita la opción de que los usuarios obtegan criptomonedas BAT al mirar publicidad en su región. La medida también beneficiará a anunciantes que ya pueden utilizar el innovador sistema de anuncios de Brave desde países como Venezuela, Argentina, Chile y Perú.

Brave llega a Latinoamérica
grejak / Shutterstock.com

¿Cómo funciona la descentralización de los anuncios en Internet que promueve Brave?

Las tecnologías descentralizadas —donde blockchain se lleva los vítores— han cambiado la forma de ver los modelos de negocio en varios sectores. El márquetin digital continúa desplazando a otros esquemas de publicidad y cada día son más las compañías que aumentan su presupuesto para anunciarse en sitios web y aplicaciones móviles conectadas a Internet. Entonces, ¿qué ocurre cuándo la descentralización disrumpe un mercado plagado por anuncios digitales? La aparición del bitcóin y de la industria de las criptomonedas llamó la atención de Brendan Eich. Hablamos de una de las mentes más brillantes en el mundo del desarrollo: Eich es el creador del lenguaje de programación más usado en la actualidad: JavaScript. También es cofundador de la corporación Mozilla, que ostenta aplicaciones sumamente populares como su navegador Firefox.

Eich decidió aprovechar el concepto de la descentralización para crear un navegador más rápido, eficiente y democrático, conocido como ‘Brave’. Así, funda la compañía Brave Software en 2015. El navegador utiliza cambia radicalmente la forma en que los usuarios perciben su experiencia al navegar en Internet. El usuario final es quien decide si desea ver anuncios mientras navega con Brave. Por defecto, todos los anuncios publicitarios son bloqueados, lo que mejora enormemente la administración de recursos en este programa. Incluso si se añade una extensión de bloqueo de anuncios en un navegador como Chrome, el uso de recursos como la memoria RAM sigue siendo ineficiente. En una investigación realizada por el Dr. Andrius Aucinas (Investigador de desempeño en Brave), se encontró que el navegador ahorra entre un 33 % y un 66 % de memoria al compararlo con Chrome.

Comparativa de uso de memoria entre Brave y Chrome
Gráfica comparativa de uso de memoria entre Brave y Chrome (versión original y con extensiones para el bloqueo de anuncios). Se observa cómo Brave optimiza de forma notable el uso de recursos. Gráfica de Coinlist. Datos de la web oficial de Brave.

La atención es la pieza fundamental del esquema de anuncios de Brave

Pero no nos hemos topado con la parte más interesante del ecosistema. Pese a que Brave bloquea anuncios y rastreadores protegiendo la privacidad de sus usuarios, existe un elemento optativo en el cual el usuario puede decidir si quiere ver anuncios de terceros. Aquí entra en juego la criptodivisa Basic Attention Token (BAT), que es la piedra angular del modelo de atención de Brave. Cuando se activan los anuncios comienza a interactuar la trilogía entre usuario, anunciante y editor.

De acuerdo con el nivel de atención que reciban sus anuncios, los editores obtienen tokens BAT. Los anunciantes, por su parte, pueden hacer publicidad más precisa debido a los algoritmos de aprendizaje automático donde la precisión es clave. Estos pagarán sus anuncios también en BAT. Finalmente, los usuarios que deciden habilitar los anuncios durante su navegación, también recibirán recompensas en Basic Attention Token a través de la estructura de «Brave Rewards». Todo esto ocurre bajo la infraestructura de Ethereum, ya que BAT es un token ERC20 que habita en este ecosistema.

Tal como reseñábamos en un artículo a inicios de año, los directivos estiman que los usuarios podrían obtener en torno a los 60~70 $ anuales por activar los anuncios en BAT. Esta modalidad solo estaba disponible en algunos países, pero la nueva versión de Brave cambia la pauta principalmente en Latinoamérica.

La nueva versión de Brave añade soporte para 20 países

Pese a que el navegador está disponible en todo el mundo, su esquema de anuncios basados en la atención solo estaba habilitado para un grupo muy restringido de países. Sin embargo, la compañía anunció el lanzamiento de la versión 0.70.121 de Brave (para escritorio). La actualización amplía las regiones en las cuales se puede activar la opción (sí, es optativo y configurable) de «Brave Rewards». Asimismo, las mejoras en el sistema permiten mejoran la proporción de clics o rate-through clics hasta 7 veces, una características reseñada recientemente por Forbes.

La iniciativa abre el servicio en países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú y Venezuela. A la lista también se unen otros países europeos como Austria, Dinamarca, Suiza, Suecia, Italia y Polonia. Como dato curioso, hemos intentado habilitar la opción desde España, encontrando que también está disponible a pesar de que el país no está incluido en la lista. De acuerdo con los datos de AppBrain, la aplicación de Brave ha ganado popularidad en este país, superando a su competidor más directo: Mozilla Firefox.

2019: ¿el año de Brave, pero no de BAT?

Más allá de un buen planteamiento tecnológico y corporativo, se encuentra la adopción del producto. En lo que va de año, Brave ha demostrado una captación interesante de usuarios y un crecimiento casi exponencial en el número de editores que se han unido a su estructura de anuncios. Según BAT Growth, el número de productores de contenido en YouTube asociados Brave creció más de 700 % en lo que va de año. Así, más de 210 000 youtubers y 34 272 se anuncian utilizando Basic Attention Token.

Las descargas del navegador también han ido en crescendo. Sin embargo, el precio de la criptodivisa BAT ha estado más influenciado por los movimientos en el precio del bitcóin. En consecuencia, BAT ha conseguido acumular ganancias de hasta 400 % en lo que va de año, pero hoy se sitúa en torno a los 22 céntimos de dólar (un 55 % por debajo de sus máximos anuales). Comprar BAT ha sido rentable —aproximadamente— en más del 54 % de las sesiones del 2019. Estas cifras reflejan una oportunidad de inversión interesante, pero de alto riesgo.

FOREX.com
LonghornFX
CEX.IO