El navegador Brave enfrenta polémica por enlaces afiliados a sitios criptográficos

Los usuarios reaccionaron rápidamente al reportar sus dudas sobre la ética del navegador después de que este añadiera enlaces afiliados a ciertos sitios web de criptomonedas.

El navegador enfocado en la privacidad Brave
El fundador se ha disculpado por los enlaces de afiliados; sin embargo, Eich también expresó que esto ya se había divulgado en el código abierto del sitio hace varios meses.

Brave, uno de los grandes nombres en el nicho de los navegadores privados —con más de 15 millones de usuarios— se ha visto involucrado en una reciente controversia relacionada con enlaces de afiliados. Este navegador es la baza del esquema detrás de la criptomoneda Basic Attention Token.

Brave es un navegador de código abierta basado en Chromium y desarrollado por el creador de JavaScript y antiguo director ejecutivo de Mozilla, Brendan Eich. Su popularidad ascendió de forma notable debido a su rapidez y posibilidad de bloquear anuncios.

La nueva controversia está relacionada con la función autocompletar en la barra de direcciones, la cual estaba completando direcciones URL de sitios donde se incluía un enlace afiliado, sin notificar a los usuarios de antemano.

Aunque esta acción no puso en riesgo la privacidad de los usuarios y no les expuso a piratas informáticas, la falta de transparencia sobre su relación con los afiliados generó preocupación por la ética de estas acciones.

Los programas de afiliados se suelen utilizar para monetizar un sitio web, generando así una dirección específica que se asigna a un afiliado para promover los servicios de dicho sitio web. Cuando un tercero se registra a través de dicha dirección URL, el afiliado obtiene una comisión.

Muchos países en todo el mundo tienen leyes que obligan a que los afiliados informen a los usuarios de su relación con el anunciante si se utilizan enlaces de esa naturaleza. En EE. UU., por ejemplo, la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) exige que los sitios expliquen su relación con cualquier asociado afiliado de forma clara y visible.

Mientras tanto, el reglamento general de protección de datos (GDPR) de la Unión Europea establece términos similares, exigiendo que las asociaciones con afiliados sean divulgadas cuando existe seguimiento de los usuarios.

Además de ser una práctica poco ética, muchos creen que Brave podría haber violado algunas de estas regulaciones con su esquema de referidos. Cuando los usuarios escribían el nombre o la dirección de sitios web criptográficos en el navegador, este sistema les enviaba automáticamente al sitio web, pero con el código de referido de Brave incluido en la URL. Algunos de los sitios donde se detectó este problema incluían marcas importantes como Ledger, Coinbase, Binance y Trezor.

Eich se disculpó por este esquema, asegurando que el inconveniente ya ha sido arreglado y que no volverá a suceder. Sin embargo, explicó que el esquema de referidos y afiliados sí se había divulgado en el código abierto y público del navegador hace varios meses.

«Hemos cometido un error y lo estamos corrigiendo: por defecto, Brave autocompleta textualmente ‘http://binance.us’ en la barra de direcciones para añadir un código de afiliado. Somos afiliados de Binance, y remitimos a usuarios a través del complemento de trading por suscripción voluntaria en la página de nueva pestaña, pero la herramienta autocompletar no debería añadir ningún código… Perdonen por este error —claramente no somos perfectos, pero corregimos el curso rápidamente—», explicó Eich en una serie de tuits.

FOREX.com
LonghornFX
CEX.IO