El banco central de Nueva Zelanda está interesado en investigar sobre las CBDC

El vicegobernador del Banco de la Reserva de Nueva Zelanda, Christian Hawkesby, señaló que la demanda general de efectivo está disminuyendo.

Imagen de Queen Street, Auckland, Nueva Zelanda
El banco central permanece abierto a la posibilidad de desarrollar una CBDC en el futuro

El banco central de Nueva Zelanda ha anunciado que planea realizar una investigación exhaustiva sobre las criptomonedas. Sin embargo, aclaró que aún no tiene planes “inminentes” para desarrollar una propi.

Christian Hawkesby, asistente del gobernador y gerente general del Grupo de Economía, Mercados Financieros y Banca, ofreció una idea de la posición de la moneda digital del banco central (CBDC) del país en un discurso que se pronunció ante la Real Sociedad Numismática de Nueva Zelanda el lunes. 19 de octubre.

Si bien señaló que el banco central tenía un papel en la gestión de la moneda y la necesidad de mirar hacia el futuro del dinero, Hawkesby también dejó en claro que el país no ha hecho planes inmediatos para desarrollar una CBDC propia.

“Hoy en día, la gran mayoría de los saldos monetarios de Nueva Zelanda están representados digitalmente y los billetes representan solo del siete al nueve por ciento del dinero líquido”, explicó Hawkesby, destacando que el efectivo se utiliza menos como medio de pago y que, en general, el acceso al efectivo está disminuyendo.

Sin embargo, Hawkesby sostuvo que el efectivo tenía sus beneficios, como su papel en los pagos entre pares. También sugirió que hubo un aumento en la demanda de efectivo durante los primeros meses del cierre de COVID-19 y que la circulación de efectivo ha seguido creciendo incluso durante el segundo trimestre.

Australia, que es el vecino más cercano de Nueva Zelanda, también ha declarado recientemente que no necesita una CBDC minorista. Tony Richards, Jefe de Política de Pagos del Banco de la Reserva de Australia (RBA), declaró que “la opinión del banco es que aún no ha surgido ningún caso sólido de política pública para la introducción de una CBDC para uso general”.

Richards ha declarado que Australia ya cuenta con una sólida red de pagos que es capaz de satisfacer las necesidades de individuos y corporaciones por igual. Como resultado, El RBA aún no ve un escenario en que las CBDC minoristas proporcionen una mejora clara a la infraestructura existente del país.

Sin embargo, Richards reveló que el RBA está monitoreando los desarrollos que rodean a las monedas digitales soberanas. Muchos países, como Canadá, han estado investigando el desarrollo de una CBDC propia.