Home > News > Estados Unidos incauta 24 millones de dólares en criptomonedas para investigación brasileña

Estados Unidos incauta 24 millones de dólares en criptomonedas para investigación brasileña

5 November, 2020 By Lacie-Mae Durham

El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció que el dinero fue incautado a un esquema que había defraudado a brasileños más de 200 millones de dólares.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DOJ) reveló que había incautado alrededor de 24 millones de dólares en criptomonedas de un esquema que había defraudado a miles de brasileños por más de 200 millones de dólares.

El comunicado indicó que Estados Unidos estuvo a cargo de incautar los activos luego de una solicitud oficial que fue presentada por el gobierno de Brasil. La orden de embargo fue dictada en virtud del tratado sobre Asistencia Judicial Mutua en Materia Penal entre los Estados Unidos de América y la República Federativa de Brasil. Brasil había presentado la solicitud de asistencia en relación con un gran esquema de fraude de criptomonedas en una investigación de la policía federal brasileña llamada “Operación Egypto”.

“Las autoridades brasileñas estiman que a través de este esquema se defraudaron más de 200 millones de dólares a través del cual pueden haber sido estafados decenas de miles de brasileños”, explica el comunicado.

Los fiscales federales brasileños han acusado a varias personas en este caso.

El tribunal brasileño emitió una orden de incautación que ordenó la incautación de moneda virtual en los EE. UU. que era propiedad o estaba controlada por el nativo brasileño, Marcos Antonio Fagundes, y las incautaciones realizadas por EE. UU. estuvieron vinculadas a su presunto papel en el esquema. Según información proporcionada por las autoridades brasileñas, Fagundes está acusado de varias violaciones penales a la ley brasileña. Esto incluye la operación de una institución financiera sin autorización legal, apropiación indebida, lavado de dinero, manejo fraudulento de una institución financiera y violaciones a la ley de valores.

Los documentos que se presentaron durante el proceso penal brasileño y las conclusiones de la corte brasileña muestran que, entre agosto de 2017 y mayo de 2019, Fagundes y otros acusados solicitaron fondos a posibles inversores a través de Internet. Esto se logró a través de una variedad de medios, y el capital recibido se retuvo de una manera que los expuso a la regulación como institución financiera bajo la ley brasileña. Fagundes y los demás imputados no cumplieron con estos requisitos legales.

Los acusados supuestamente buscaron inversores con el fin de financiar corporaciones que controlaban, con moneda brasileña o criptomoneda, y las compañías luego invertirían los fondos recolectados en varios tipos de monedas virtuales. Sin embargo, el tribunal brasileño determinó que solo se invirtió una cantidad mínima de los fondos en criptomonedas y se devolvió muy poco a los inversores originales.

Los conspiradores también fueron acusados de hacer promesas falsas e inconsistentes a los inversores sobre la forma en que se invirtieron los fondos.