Inversores temen que las claves privadas obstaculicen crecimiento de las criptomonedas

La firma de finanzas KPMG opina que, si el dinero institucional quiere seguir entrando en el espacio de las criptomonedas, las claves privadas necesitarán servicios de custodia para tener certeza de la seguridad de sus fondos.

claves privadas criptomonedas obstaculizarán crecimiento
Algunos sugieren que la acción de precio bajista ocurre en ocasiones por hackers que venden sus bitcoines robados de forma masiva, lo que conduce a un aumento excesivo de la oferta y a la caída de los precios. Imagen: Kuklos / Shutterstock.com.

¿La innovadora tecnología de las criptomonedas es su propia amenaza?

El mercado de las criptomonedas debe desarrollar medios más seguros para almacenar los activos digitales para poder ganar adeptos en el terreno de los inversores institucionales, de acuerdo con un reporte de la firma KPMG. La firma de auditoría y asesoría financiera asegura que las claves privadas que permiten el acceso de los usuarios a sus monederos son una falla fundamental de seguridad:

«Los inversores institucionales, especialmente, no se arriesgará a tener activos digitales si su valor no puede estar resguardado de la misma manera en lo que lo está el dinero fíat, las acciones o los bonos».

Perder las claves privadas de un monedero podría hacer que tus fondos queden completamente inaccesibles. Algunos exchanges y compañías como Bakkt han buscado soluciones al respecto. Asimismo, algunos monederos de hardware utilizan una «semilla de recuperación» para evitar este problema.

Muchos usuarios con desconocimiento de estas soluciones han perdido millones de dólares en criptodivisa después de perder su clave privada. Uno de los casos más sonados fue el de la muerte del director ejecutivo del exchange canadiense Quadriga, lo que condujo posteriormente a la pérdida de más de 145 millones de dólares.

El informe de KPMG propone que las claves privadas sean confiadas a custodios institucionales que puedan resguardarlas en nombre del inversor. Esto podría disipar las preocupaciones de algunos inversores sobre la pérdida de sus claves. Sin embargo, la solución podría ser un paso atrás y las autoridades centrales volverían a tener el control de los recursos monetarios, un concepto que va en contra de la propia naturaleza descentralizada de las criptomonedas.

Esto levanta varias dudas sobre la función de las criptomonedas. Puede pensarse que un depósito de seguridad tradicional para las claves privadas sería un método más seguridad para respaldar tus fondos. Los «títulos al portador», como el efectivo, los bonos o las criptomonedas, son propiedad de la persona que tenga posesión física del activo (o de la clave privada). Tiene sentido confiar la custodia a un tercero en el caso del efectivo —en lugar de esconderlo debajo del colchón— para evitar el potencial de pérdida. Sin embargo, los bonos y las claves de las criptomonedas podrían valer grandes fortunas, con lo que se requerirá un lugar más seguro para almacenarlas.

Las claves privadas y los «hacks» plantean preguntas sobre la viabilidad a largo plazo

Sin embargo, el problema presentado por el informe de KPMG es ciertamente desconcertante. Cerca de 9,8 mil millones de dólares fueron robados por «hackers» desde 2017, generando preocupación sobre la viabilidad de la industria a largo plazo si no se encuentra una mejor solución. El uso de las billeteras de almacenamiento en frío —que no están conectadas al Internet— y la dispersión de los fondos en varios wallets son algunas de las maneras de proteger los activos y evitar el acceso a los piratas informáticos.

¿Pero qué pasa con los activos que ya fueron robados por los hackers? En el caso del bitcóin, hay cierta especulación sobre los movimientos bajistas causados por los piratas informáticos que venden todos sus fondos en línea, subiendo la oferta en el mercado y haciendo que el precio se desplome. Algunos analistas opinan que esto ocurrió en situaciones como el robo de Bitrue en 2019.

Los exchanges de criptomonedas respondieron rápidamente al respecto, estableciendo las pautas a seguir para situaciones similares en el futuro. Por ejemplo, Binance desarrolló un sistema antifraude, una medida que permite identificar los fondos robados en monederos Bitcoin a través de la blockchain y bloquearlos.

«A medida que los ‘criptoactivos’ proliferan, los custodios tendrán una enorme oportunidad para lucrar, ganando comisiones por gestión de fondos al ofrecer sus servicios de custodia y también por ofrecer servicios adyacentes que son solo posibles en el ecosistema emergente de las criptodivisas».

La propuesta de KPMG podría calmar a algunos inversores, pero hará poco para seducir a aquellos que son muy precavidos para entregar sus claves privadas a un tercero cuando tienen la oportunidad de resguardarlas por sí mismos.

FOREX.com
LonghornFX
CEX.IO