La Europol captura a un servicio ilegal de «streaming» que aceptaba pagos en criptodivisa

En medio de la crisis pandémica del coronavirus, la Europol ha tenido éxito al desmantelar un servicio de streaming de contenido con más de dos millones de usuarios. Las suscripciones se cobraban en criptodivisa.

Tablet con logos de servicios de streaming
El servicio de streaming no especificado logró interceptar contenido de Netflix, Amazon y otros proveedores para redistribuirlo en su propia plataforma.

La Oficina Europea de Policía (Europol) ha descubierto y confiscado un servicio de streaming falso que había acumulado más de dos millones de usuarios. La plataforma, que era apoyada por su propio equipo de servicio al cliente, ganó más de 15 millones de euros (17 millones de dólares estadounidense) a través de transferencias bancarias y criptomonedas.

El sitio de streaming ilegal ha sido acusado de piratear más de 40 000 películas, documentales y programas de televisión propiedad de Amazon, Netflix y otros servicios similares. Estas operaciones criminales se dieron por más de 5 años antes de que el grupo fuera capturado por la Europol.

El botín encontrado por las autoridades incluía automóviles exóticos, propiedades y más de 4,8 millones de euros (5,4 MUSD) en criptodivisas. Asimismo, los funcionarios congelaron más de 1,1 M€ (1,2 M$) en varias cuentas bancarias.

Dicha plataforma operaba en España. Utilizaba otros sitios web alrededor de Europa y otros países desarrollados para proveer a los clientes con canales de televisión a precios más asequibles.

La Europol explicó a los operadores aprovecharon ilegalmente la señal de los titulares de derechos y luego usaron servidores para obtener acceso al contenido a través de empresas de difusión que operan de forma legal. Luego, redistribuyeron dicho contenido de forma ilegal.

El fracaso es oportuno y ocurre cuando millones de personas buscan refugio en los servicios en línea debido a la cuarentena y la crisis del coronavirus. Esto ha dado un impulso a los servicios de entretenimiento, incluyendo aplicaciones legítimas como Netflix, que ganó más de 15 millones de suscriptores nuevos solo en el primer trimestre del 2020.

Las limitaciones de movilidad, la pérdida de empleos y la necesidad de entretenimiento para muchas personas en todo el mundo pueden ser factores influyentes en el aumento de suscriptores.

Sin embargo, la pandemia también ha levantado preocupaciones sobre la privacidad de datos. De acuerdo con Muso, una firma antipiratería, las visitas a sitios ilegales se dispararon en más de 40 % durante marzo.

Los expertos aseguran que los servicios de streaming pueden decidir incrementar sus costes en respuesta al incremento de la demanda de contenido.

Tim Mulligan, un analista de investigación de medios de Bloomberg , aseguró que «la amenaza de fondo de la piratería significa que los servicios de suscripción de vídeo a la carta tendrán la amenaza continua de la piratería como un factor en el precio».

Irónicamente, la subida de precios puede iniciar un círculo vicioso donde más personas buscan alternativas más baratas que, en muchos casos, pueden ser ilegales.

Algunos creen que la blockchain puede ayudar a resolver este dilema. Varios emprendedores están pensando en aplicar las facultades de inmutabilidad de la blockchain en sistemas antipiratería. Un ejemplo es Content Blockchain Project, que utiliza un estándares abiertos a través de un ecosistema blockchain descentralizado para cazar contenido distribuido ilegalmente.

FOREX.com
LonghornFX
CEX.IO