La FCA del Reino Unido prohibirá los productos derivados de criptomonedas

El regulador cree que algunos de estos productos no son adecuados para consumidores minoristas.

Una imagen de una vista de Londres desde Trafalgar Square
No parece que la venta de criptomonedas se vea obstaculizada por la implementación de la prohibición

La Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido (FCA) anunció el martes que había prohibido algunos productos derivados de la criptomonedas para salvaguardar los intereses de sus consumidores minoristas.

A partir del próximo año, el 6 de enero de 2021, las empresas con sede en el Reino Unido ya no podrán vender, comercializar o distribuir productos que rastreen los precios de los activos criptográficos.

Esto incluye futuros, opciones, pagarés negociados en bolsa y contratos por diferencias.

Si bien los analistas creen que la decisión no tendrá un efecto en la venta real de las criptomonedas, se espera que las plataformas de trading en línea para criptomonedas como Ether, bitcóin y Ripple se vean afectadas por la nueva regulación.

La FCA explicó que la decisión se tomó para proteger a los inversores minoristas de estar expuestos a pérdidas financieras inesperadas debido a activos criptográficos no regulados. Los consumidores minoristas también son vulnerables a la volatilidad del mercado y las valoraciones poco fiables.

El regulador agregó que los activos criptográficos no regulados no son adecuados para los consumidores minoristas por múltiples razones.

El director ejecutivo interino de la FCA, Sheldon Mills, dijo que la prohibición destaca el compromiso de la autoridad de garantizar la seguridad de sus consumidores.

“Esta prohibición refleja la seriedad con la que consideramos el daño potencial a los consumidores minoristas de estos productos. La protección del consumidor es primordial aquí”, explicó Mills.

Agregó que la FCA tiene evidencia de inversores minoristas que están perdiendo volúmenes masivos en el comercio de derivados criptográficos, y que la prohibición les daría a estos inversores la protección que necesitan.

Sin embargo, la prohibición no significa que el uso de las criptomonedas en sí se vea obstaculizado. Danny Scott, el CEO y cofundador de CoinCorner, un monedero criptográfico, explicó la intención detrás de la prohibición.

“Recientemente, la FCA del Reino Unido presentó una opción para que las empresas de Bitcoin y criptomonedas se registren con ellos como un primer paso hacia la formación de un marco regulatorio en torno a dichos activos”, comenzó.

“Se sienten cómodos con estos activos y aparentemente tienen una postura abierta, simplemente no se sienten cómodos con las empresas que los empaquetan en productos tradicionales centrados en el comerciante que la gente común no comprende, pero a los que tiene fácil acceso a través de algunos servicios”.

Esta decisión de la FCA se finalizó un año después de que habían propuesto tal prohibición. El regulador citó que existía la necesidad de prohibir los productos debido a “contratos complejos construidos sobre activos complejos”.

Durante el tiempo que se tardó en tomar la decisión, se estimó que se podrían ahorrar entre 345 millones y 583 millones de dólares por año.

Poco tiempo después de que se publicara el anuncio, las acciones de las plataformas de negociación en línea cayeron entre un dos y un tres por ciento.