Home > News > Las autoridades iraníes cierran una enorme granja ilegal de Bitcoin

Las autoridades iraníes cierran una enorme granja ilegal de Bitcoin

Decenas de miles de ASICs que extraían Bitcoin fueron confiscados de una granja en el sudeste de Irán

Alrededor de 45 000 máquinas de minería de Bitcoin fueron confiscadas por la policía iraní por utilizar ilegalmente la electricidad subvencionada según un informe publicado el domingo por el medio local Tasnim News Agency. Las máquinas eran en su mayoría del tipo de Circuito Integrado para Aplicaciones Específicas (ASIC).

El sábado, Mohammad Hassan Motavalizadeh, el jefe de Tavanir, la compañía estatal de electricidad de Irán, explicó que los mineros de Bitcoin habían estado pagando un precio subvencionado muy barato por la electricidad que sus máquinas habían estado consumiendo a una tasa de 95 MWh (megavatios por hora).

Sin embargo, también dijo que los cambios en los sistemas de iluminación de las calles en ciudades como Teherán habían ahorrado al país otros 45 MWh de electricidad. Motavalizadeh dijo: “El consumo total reducido corresponde al uso [de electricidad] de una ciudad con una población de más de medio millón de habitantes”.

Actualmente hay una demanda de más de 40 000 MWh de electricidad en todo el país, que Irán está tratando de proporcionar ya que ha habido un importante aumento del consumo de gas natural, causado por una ola de frío y las normas de permanencia en casa del gobierno para combatir la pandemia, lo que dificulta el suministro de combustible suficiente a las centrales eléctricas.

Irán ya está tratando de evitar los cortes de energía en las principales ciudades mediante el cierre provisional de las granjas autorizadas de Bitcoin, que las autoridades estiman que tienen un consumo total de 60 000 MWh.

En este momento, el país ha puesto en marcha una nueva campaña de represión de la minería ilegal de criptomonedas. Las decenas de miles de máquinas mineras ilegales de Bitcoin, que se encontraban en una granja en el sudeste de Irán, fueron mostradas en un vídeo que fue compartido en las redes sociales a principios de semana. La granja es propiedad de una compañía de inversiones chino-iraní, y después de que se descubrieran sus actividades, el suministro de electricidad a la granja fue detenido por el Ministerio de Energía de Irán.

La minería de criptomonedas fue legalizada en Irán en julio de 2019, lo cual fue bien recibido por los mineros antes de que muchos comenzaran a hacerlo de forma clandestina, alegando que las tarifas eléctricas eran demasiado altas. Los mineros no autorizados que son sorprendidos usando energía subvencionada son multados por la misma cantidad de pérdidas que causan a la red nacional. Desde la legalización, las autoridades han cerrado al menos 1 620 granjas mineras ilegales que utilizaron 250 MW de electricidad en ese tiempo.

Sin embargo, muchos en la industria de las criptomonedas sienten que están siendo injustamente culpados. El investigador de criptomonedas de Teherán, Ziya Sadr, dijo a The Washington Post el fin de semana: “Los mineros no tienen nada que ver con los apagones. La minería es un porcentaje muy pequeño de la capacidad total de electricidad en Irán”.