Home > News > Las principales empresas blockchain se unen al Crypto Climate Accord

Las principales empresas blockchain se unen al Crypto Climate Accord

El acuerdo se centra en la descarbonización de la industria de las criptomonedas y pretende que blockchain sea 100% ecológico en 2025.

El impacto medioambiental ha sido un punto de fricción para muchos en lo que respecta a la adopción de las criptomonedas. De hecho, una investigación de la Universidad de Cambridge estima que solo Bitcoin consume casi 140 TWh de electricidad al año, lo que supone más que países como Suecia o Ucrania.

Sin embargo, las criptomonedas no tienen por qué ser malas para el medio ambiente, y muchas personas y empresas del sector ya están explorando formas de reducir su huella de carbono. Por eso se ha creado el Crypto Climate Accord.

El Crypto Climate Accord fue presentado ayer y fue fundado por Energy Web, RMI y la Alliance for Innovative Regulation. Ya cuenta con el apoyo de más de 20 empresas y particulares, como ConsenSys, Ripple, CoinShares, Exaion y Hut 8 Mining.

El acuerdo es una iniciativa liderada por el sector privado, inspirada en el Acuerdo Climático de París, que se centra en la descarbonización de la industria de las criptomonedas. El grupo dijo: “Nuestra ambición colectiva creará aspectos positivos tanto para el planeta como para la economía global. El acuerdo catalizará uno de los esfuerzos de descarbonización más rápidos de toda la industria”.

El Crypto Climate Accord no marcará los tokens individuales como verdes, ya que quiere que las criptodivisas sigan siendo fungibles. En su lugar, encontrará una solución a largo plazo que garantice que todas las blockchains sean verdes. Para algunos, esto significa invertir en mecanismos de consenso más eficientes energéticamente, como la prueba de participación.

En el caso de las blockchains que utilizan la prueba de trabajo, el acuerdo acelerará la minería ecológica midiendo e informando de forma anónima sobre la proporción de la red que se alimenta de energías renovables. Para ello, el acuerdo apoyará el desarrollo de software de código abierto que puedan instalar los productores de criptomonedas, las empresas de energías renovables y los operadores de la red, para demostrar el origen de la electricidad utilizada. Los mineros podrán entonces afirmar de forma verificable que contribuyen a la descarbonización y establecer relaciones más sólidas con los responsables políticos.

El acuerdo también pretende servir de marco de coordinación para que los inversores corporativos, institucionales y minoristas puedan descarbonizar sus tenencias de criptomonedas mediante la compra de energías renovables. Estas transacciones pueden vincularse a proyectos específicos de energía renovable a través de tecnologías de código abierto para verificar su impacto en la descarbonización de la industria.

El Crypto Climate Accord tiene como objetivo permitir que todas las blockchains sean alimentadas por 100% de energías renovables para el año 2025 y lograr emisiones netas cero para toda la industria para el año 2040, incluyendo las emisiones retroactivas y las operaciones comerciales más allá de las blockchains.

Usamos cookies para personalizar nuestro contenido y publicidad, además de proveer funciones de redes sociales que mejorarán tu experiencia en nuestro sitio web. Al continuar navegando o hacer clic en el botón «Ok, gracias», das tu consentimiento que el sitio web haga uso de cookies