Los reguladores descubren cómo una empresa criptográfica canadiense se hundió debido al esquema Ponzi de su difunto fundador

En 2019, la plataforma criptográfica canadiense Quadriga CX colapsó. La OSC descubrió que este colapso se debió a la mala gestión de los fondos.

Mapa de Canada con un bitcóin
Gerald Cotten falleció en 2018, y Quadriga colapsó un año después.

El mayor regulador de valores de Canadá reveló que el colapso de la plataforma local de comercio de criptomonedas Quadriga CX el año pasado fue causado por un esquema Ponzi operado por Gerald Cotten, quien falleció inesperadamente en diciembre de 2018.

Según la página de Facebook de la compañía, Cotten murió a la edad de 30 años debido a complicaciones de la enfermedad de Crohn mientras trabajaba como voluntario en un orfanato en India. Su muerte fue anunciada en enero de 2019.

Para febrero de ese año, Quadriga había cesado sus operaciones y solicitó la protección de los acreedores. La compañía debía 215 millones de dólares canadienses (158 890 375 USD) en activos a más de 76 000 clientes; de los cuales el 40 por ciento eran ontarianos. Esto llevó a la OSC a tomar la iniciativa en la investigación del caso.

Su investigación, que llevó diez meses, consistió en realizar entrevistas con testigos clave, analizar datos comerciales y de blockchain y colaborar con varios organismos reguladores en Canadá y en el extranjero.

“Lo que sucedió en Quadriga fue un fraude anticuado envuelto en tecnología moderna”, reveló un empleado de la Comisión de Valores de Ontario (OSC).

El personal agregó que, si bien la divulgación pública de un informe de investigación es poco frecuente, las autoridades consideraron que “las decenas de miles de habitantes de Ontario que confiaron a Quadriga su dinero y sus activos criptográficos merecían saber qué sucedió”.

El informe reveló que cuando el precio de los activos criptográficos cambió y comenzó a enfrentar pérdidas, Cotten cubrió el déficit con los depósitos de otros clientes.

El abogado de la viuda de Cotten, Richard Niedermayer, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

“La evidencia demuestra que la mayor parte del déficit de activos de 169 millones de dólares canadienses resultó de la conducta fraudulenta de Cotten, que tomó varias formas”, indicó el informe de investigación.

“Operando sin un sistema adecuado de supervisión o controles internos, Cotten pudo hacer un mal uso de los activos de los clientes durante años, sin control y sin ser detectado, y finalmente colapsó toda la plataforma”.

Alrededor de 76 000 inversores de Canadá y de todo el mundo perdieron colectivamente al menos 169 millones de dólares canadienses (124,2 MUSD) por el colapso de Quadriga en 2019. Los reguladores agregaron que la pérdida de aproximadamente 115 millones de dólares canadienses (84 987 875 USD) de esta cantidad se debió al trading fraudulento de Cotten.

Según la OSC, la plataforma debía aproximadamente 215 millones de dólares canadienses (158 896 825 USD) a sus clientes. Cotten también desvió activos para uso personal, ya que se descubrió que había transferido alrededor de 24 millones de dólares canadienses a sí mismo y a Robertson entre mayo de 2018 y enero de 2018.

Alrededor de 46 millones de dólares canadienses (33 991 930 USD) han sido recuperados y pagados a los clientes por el síndico de la quiebra, Ernst & Young. Cotten y Robertson también devolvieron activos que se estiman en alrededor de 22 millones de dólares canadienses (16 257 010 USD).

FOREX.com
LonghornFX
CEX.IO