Máquinas expendedoras en Australia y Nueva Zelanda permitirán comprar bebidas con bitcóin

Las máquinas expendedoras con tecnología para escanear códigos QR ahora aceptarán pagos con divisas digitales. Todo lo que deben hacer los consumidores es escanear un código con sus teléfonos móviles.

Máquina expendedora de Coca Cola
Las máquinas expendedoras de Coca Cola de Amatil comienzan a aceptar pagos en bitcóin y otras criptomonedas.

Coca Cola Amatil (CCA), una de las embotelladoras más grandes de bebidas no alcohólicas en la región de Asia Pacífico, ahora permite que sus consumidores en Australia y Nueva Zelanda paguen por los productos de sus máquinas expendedoras usando criptomonedas. Esto después de un acuerdo firmado entre el gigante de las bebidas y Centrapay, una plataforma de activos digitales.

Usando la aplicación Sylo Smart Wallet, los consumidores pueden ir a cualquier de las 2000 máquinas expendedoras de Amatil y escanear la etiqueta con el código QR en la máquina. Esto permitirá que dichas máquinas acepten criptomonedas y otros tipos de activos digitales.

CCA explicó que ya había desarrollado la infraestructura para aceptar monederos móviles hace varios años. La aplicación original con códigos QR estaba diseñada para clientes de WeChat Pay y Alipay.

«Queremos asegurarnos de que los clientes puedan transar con nosotros usando sus divisas preferidas, así que aceptar activos digitales es el próximo paso para nosotros a medida que los activos digitales se vuelven más populares», reveló un vocero de CCA.

Esta nueva opción de pagos es considera una ventaja por muchos, ya que ayuda a prevenir que las personas toquen la máquina expendedora. Ayuda con las preocupaciones higiénicas levantadas por la crisis pandémica del COVID-19, ya que los consumidores solo tendrán un contacto con la máquina después de hacer la compra.

Jemore Faury, director ejecutivo de Centrapay, explicó que están buscando maneras para asegurar que los clientes tengan mayor control sobre sus datos y su identidad.

«En Centrapay, estamos trabajando para crear un futuro donde los individuos estén en control de sus propios datos e identidad digital. Las marcas pueden conectar directa y éticamente con las personas, empoderándoles para tomar la decisión correcta al comprar, además de apoyar a sus minoristas y otros asociados de distribución», expresó Faury.

Faury considera que existen barreras persistentes que ralentizan la adopción de la tecnología Web 3, desde la identidad digital y los activos, hasta la complejidad de integración y las malas experiencias de los usuarios. Cree que la compañía ha resuelto ambos problemas.

«Centrapay está siendo pionera en la manera de habilitar este nuevo Internet del valor y traer sus beneficios tanto a los consumidores como los comerciantes. Y esto viene con el beneficio agregado de reducir el contacto físico y abordar las preocupaciones de higiene que todos conocemos de manera aguda debido al COVID-19 “, explicó.

Aunque la tecnología está disponible únicamente en Australia y Nueva Zelanda, Centrapay está en busca de expandir su negocio globalmente, con los Estados Unidos como su próximo objetivo.

«Ahora que hemos mostrado cómo puede trabajar en Australia y Nueva Zelanda, estamos buscando el crecimiento global de la compañía. Hemos establecido presencia en Norte América y luego nos dirigiremos al mercado de EE. UU. con innovaciones de primer mundo», reveló Faury.

FOREX.com
LonghornFX
CEX.IO