Dicotomía venezolana: el gobierno autoriza la apertura de un casino en criptodivisa

En medio de una de las crisis más severas en el país, el régimen presidido por Nicolás Maduro ha ordenado la apertura de un «casino internacional» que operará en criptodivisa. El centro realizará su apertura en un hotel de lujo en la ciudad de Caracas y, de acuerdo con Maduro, «las apuestas se realizarán en petros». Así, la criptomoneda venezolana continúa su expansión local, pese a su ausencia en los mercados globales oficiales o exchanges. Más información en este artículo.

casino criptomonedas venezuela
Paolo Costa / Shutterstock.com

Maduro revierte el veto de Hugo Chávez a los bingos y casinos

La decisión respondería a la intención de captar capital en moneda extranjera, en medio de una de las coyunturas más complejas para el país latinoamericano. La inflación alcanzó más de 7 300 % en 2019, tal como reporta Ámbito. Aunque las cifras suenan inverosímiles, están muy por debajo de la previsión del FMI, que estimaba que el indicador se disparara por encima del doscientos mil por ciento en 2019. Esto después de los números récord del 2018, donde se estimó una hiperinflación de más de un millón y medio por ciento. Mientras tanto, el número de migrantes y refugiados venezolanos superaba los 4 millones para mediados del 2019, según un reporte de la Acnur.

El gobierno de Nicolas Maduro —reconocido por un grupo de países y considerado «de facto» por otros— autorizó la apertura de la casa de juegos poco después de anunciar un aumento del 300 % en el salario mínimo. La resolución, también de naturaleza dicotómica, deja el salario mensual en torno a los 6 $ estadounidenses (USD), según la tasa de cambio oficial. Esto deja al país petrolero al final de la lista de salarios mínimos en Latinoamérica, por debajo de otros homólogos como Cuba o Haití. Asimismo, la apertura del nuevo casino oficial desafía la decisión del predecesor Hugo Chávez, quien prohibió las operaciones de este tipo de negocios en 2011.

Podrá adquirir «su ficha de petro… si trae yuanes, si trae yenes, dólares, euros o cualquier otra criptomoneda»

Según el discurso promulgado este viernes, la nueva casa de apuestas recibirá liquidez en moneda extranjera —convertible a la criptodivisa Petro— y «los recursos entrarán al Estado para la salud, la educación». La apertura del casino se hará en el Hotel Humboldt de Caracas, un complejo de lujo en la capital. El hotel pasó a manos del gobierno después de que, en 2007, el entonces presidente Chávez revocara la concesión del mismo y procediera a su expropiación para una presunta «restauración». Maduro amplió la información en cadena nacional, explicando que los clientes podrán comprar Petro con divisa extranjera u otras convertibles como las criptomonedas.

«En el hotel Humboldt (…) se va a abrir un casino internacional y todo el que quiera apostar, apostará en petro… Usted compra sus 100 petros y hace sus apuestas lícitas, permitidas por el Estado como lo contemplan las leyes nacionales.»

El petro continúa quimérico en los mercados globales

Mientras tanto, la criptodivisa estable venezolana lanzada hace más de 2 años, continúa ausentes de los mercados globales. Las plataformas populares para la consulta de datos relacionados con el precio o la capitalización de una criptomoneda (p. ej., CoinMarketCap) continúan sin listarle debido a que no cotiza en ninguno de los exchanges de referencia común. Así, las operaciones con este token se ven reducidas a los locales que tienen acceso a herramientas como la nueva Petro App, destinada a la «administración» de petros y otras criptodivisas como bitcóin, Litecoin y Dash.