Ripple se enfrenta a otra demanda que cuestiona si el XRP es una criptomoneda

El CEO de Ripple, Brad Garlinghouse, enfrenta una nueva demanda colectiva, esta vez por presuntas violaciones a las leyes de valores por la venta y comercialización del XRP

Ripple se ha enfrentado en el pasado al escrutinio sobre el XRP
La demanda colectiva acusa a Ripple de publicar “declaraciones falsas y engañosas sobre el XRP” con la finalidad de hacer dinero

La demanda, que se presentó el viernes en el Tribunal de Distrito del Norte de California, afirma que Ripple lanzó “una letanía de declaraciones falsas y engañosas sobre el XRP” para aumentar su demanda y recaudar más de mil millones de dólares del público.

La demanda fue presentada por el abogado Pavel Pogodin a través de su compañía Consensus Law, con sede en Isla Verde, Puerto Rico. El demandante, una entidad que casi no tiene presencia en línea, aparece registrada como “Bitcoin Manipulation Abatement LLC.” Los registros públicos muestran que la compañía se creó en marzo de 2019 con Pogodin como “agente residente.”

Casualmente, Bitcoin Manipulation Abatement LLC también fue el demandante en otra demanda colectiva que se presentó en noviembre pasado contra FTX, un exchange de derivados criptográficos. Esta demanda solicitaba 150 millones de dólares a cambio de daños ejemplares y punitivos; Sin embargo, fue desestimado poco después.

Múltiples inversionistas en California han presentado demandas colectivas contra Ripple en el pasado, alegando que la compañía no ha registrado el XRP como garantía ante la SEC y que no notificó al público con los correspondientes documentos y divulgaciones de la compañía. Esta reciente demanda se basa en varias de estas reclamaciones, que se hicieron en demandas anteriores contra Ripple.

La reclamación alega que el XRP es una garantía porque se hizo creer a los compradores que sería un activo de crecimiento a largo plazo del que podrían esperar ganancias. Además, la firma de abogados del demandante también declara que el XRP no es una moneda porque no se puede usar para comprar productos o servicios.

El XRP es diferente a otras criptomonedas, como Bitcoin y Ethereum, porque se crea de manera centralizada. Estos últimos son explotados por una red de nodos descentralizada, mientras que los cien mil millones de XRP existentes fueron creados sin costos notables por Ripple en 2013.

Durante este tiempo, el 80% del suministro total de XRP fue retenido por la organización, mientras que el 20% fue a los fundadores. Ripple ha afirmado que los 80 mil millones de XRP se colocaron en un depósito en garantía, que no puede tocar; el único acceso es cuando se libera una porción cada mes y cuando Ripple vendió previamente XRP en exchanges de criptomonedas.

Además, la demanda argumenta que la única contribución de Ripple como compañía depende de la promoción del XRP, incluso cuando el XRP es “total o esencialmente pre-funcional y comprado por los inversores en previsión de las ganancias basadas en los esfuerzos de Ripple.”

Esta no es la primera vez que Ripple debe afrontar acusaciones similares. En marzo de 2019, el Director de Tecnología de Ripple, David Schwarch, presentó argumentos sobre por qué el XRP no se considera una garantía en un evento anual del SXSW en Austin, Texas

La SEC aún no ha tomado una posición sobre si XRP debe considerarse o no una garantía.

FOREX.com
LonghornFX
CEX.IO