Tribunal de Rotterdam condena a holandeses por lavar dinero en la web oscura

El Tribunal de Distrito de Rotterdam confiscó 2 532 BTC y 250 000 € (295.256 dólares)

Vista aérea de Rotterdam, Países Bajos
La policía reveló que la pareja había estado lavando fondos durante más de dos años y medio

El Tribunal de Distrito de Rotterdam en los Países Bajos condenó a una pareja por lavado de dinero en plataformas de la web oscura. El tribunal pudo incautar 2 532 bitcoins (alrededor de 29 millones de dólares) de la pareja, residentes de la ciudad de Hilversum.

El hombre y su esposa fueron condenados a dos años y dos años y medio de prisión, respectivamente, por lavado de dinero. Ambos sospechosos también recibieron multas individuales de 45 000 euros (53.137 dólares) y se les incautó 138 000 euros (162 955 dólares) y 40 000 dólares respectivamente.

El Ministerio Público holandés procesó con éxito a la pareja alegando que habían lavado más de 16 millones de euros (18,9 millones de dólares) en dos años y medio después de que establecieron que la fuente de una gran cantidad de bitcoines en su poder provenía de transacciones sospechosas, en la web oscura.

“Los ‘traders’ de Hilversum compraron bitcoines por millones de euros en efectivo a particulares y empresas. Las operaciones no eran conocidas por las autoridades fiscales”, declaró el tribunal.

La declaración judicial establece cómo se incautó a los sospechosos, dos sumas separadas de 1 488 BTC y 1 044 BTC, así como 250.000 € (295.256 dólares) en efectivo. El tribunal agregó que la pareja había comprado bitcoines para poder intercambiar grandes sumas de euros en efectivo de particulares y empresas. Estas transacciones no se habían revelado a las autoridades holandesas y se llevaron a cabo utilizando métodos que mantenían a sus clientes en el anonimato.

“Los comerciantes no pedían a los clientes documentos de identidad, mientras que a menudo se intercambiaban grandes cantidades de dinero. Los sospechosos, un hombre y su esposa, entraron en contacto con los clientes a través de anuncios en Internet y una plataforma de la web oscura. Gran parte de los bitcoines comercializados tenían rastros de la web oscura”, narró el periódico.

El tribunal explicó que estos intercambios generalmente ocurrían en un determinado restaurante de comida rápida dentro de una gran ciudad, sin ningún proceso de diligencia debida o KYC. Esto generalmente les da a los criminales de la web oscura una ventaja significativa, porque se les da la oportunidad de intercambiar sus bitcoines por moneda fiduciaria sin tener que pasar por los controles habituales que implementan los exchanges criptográficos convencionales.

Finalmente, el tribunal dictaminó que los BTC adquiridos por la pareja tenían restos de actividad en la web oscura. La criptomoneda se ha relacionado ampliamente con actividades delictivas como la pornografía infantil y el asesinato a sueldo, y las autoridades a menudo la utilizan para rastrear estos mercados clandestinos.