Un exchange de criptomonedas japonés demanda a Binance por facilitar el lavado de dinero

Binance, uno de los exchanges criptográficos más grandes del mundo, está en la mira por sus políticas regulatorias laxas

Imagen de un dedo presionando el logo de Binance
Esta situación plantea una serie de preguntas incómodas para millones de usuarios de criptomonedas que operan en la plataforma

Fisco, el exchange de criptomonedas que adquirió Zaif, ha alegado que Binance ha jugado un papel como la plataforma elegida por los piratas informáticos que lavaron fondos robados en 2018.

Los piratas informáticos robaron activos digitales por valor de 63 millones de dólares en bitcóin, Bitcoin Cash y Monacoin en septiembre de 2018. Los documentos judiciales de Zaif ahora acusan a Binance de continuar implementando políticas “laxas” contra los piratas informáticos y el lavado de dinero, lo que permitió a los hackers mover 9,4 millones de dólares de los fondos robados.

Ziaf es un exchange de criptomonedas con sede en Osaka, Japón. Fue establecido en 2014.

Tras el hackeo en 2018, sus empleados colaboraron con empresas de análisis público para rastrear una parte significativa del ataque hasta una dirección propiedad de Binance.

Fisco afirma que Zaif había notificado a Binance sobre las entradas de bitcoines de los piratas informáticos y le había dado a la empresa mucho tiempo y oportunidad para congelar las cuentas. Sin embargo, la incapacidad de Binance para cooperar les dio a los piratas informáticos el margen de maniobra para procesar 1 451,7 BTC, que en ese momento valían 9,4 millones de dólares, a través de una variedad de cuentas y operaciones más pequeñas en Binance.

Fisco demanda por daños y perjuicios a Binance por los 9,4 millones de dólares que se lavaron a través del exchange, junto con intereses y una compensación justa. En el juicio se discutirán más detalles sobre la compensación.

La presentación del caso afirma que Binance se ha convertido en un refugio para los criminales criptográficos debido a la poca rigidez de sus verificaciones “conozca a su cliente” (KYC) y “contra el lavado de dinero” (AML). La demanda señaló el límite de retiro de bitcóin de la plataforma, que permite a los usuarios que no han completado sus obligaciones de KYC retirar más de 20 000 USD a los precios actuales.

A modo de comparación, los usuarios que aún no han sido verificados en Kraken, un exchange estadounidense, solo pueden retirar 5 000 USD.

Además de esto, la presentación del caso también afirma que el Binance ha sido una plataforma usada para lavar alrededor 750 MUSD en criptomonedas, en su mayoría obtenidas de actividades ilícitas.

Un informe que fue publicado recientemente por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) parecía haber señalado a Binance como un exchange de bandera roja. Si bien el informe no mencionó explícitamente los exchanges, sí declaró que los usuarios deben tener cuidado al realizar transacciones en plataformas con regulaciones AML permisivas.

También narró la historia de un exchange particular a través de varias jurisdicciones en su aversión a una mayor supervisión regulatoria. Muchos especulan que es probable que el exchange sea Binance, que inicialmente se estableció en China, se mudó a Japón y luego se mudó a Malta.

Después de que las autoridades maltesas informaron que Binance nunca obtuvo una licencia en el país, la compañía no ha dado una indicación clara de su jurisdicción actual.

FOREX.com
LonghornFX
CEX.IO